Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra política de cookies.

Más información Entendido

Seguro de hogar

Como bien sabrás, el hecho de contratar un seguro para tu hogar no es algo obligatorio. Tan solo se exige este requisito en los casos en los que vamos a contratar una hipoteca en nuestra oficina bancaria. No obstante, en Realty Sant Cugat, recomendamos a nuestros clientes que opten por alguno de los que se ofertan actualmente en el mercado, dado que le va a aportar una enorme tranquilidad si su propiedad sufriera algún tipo de desperfecto.

Las principales coberturas que suelen tener abarcan desde situaciones de robo en el interior de la vivienda, posibles daños sufridos por agua, daños eléctricos, fenómenos atmosféricos, reposición de llaves y cerraduras o defensa jurídica, entre otras. Evidentemente, todo va a depender del tipo de póliza que desees contratar, existiendo en estos momentos, una elevada diferenciación en función del tipo de vivienda y el uso que se le dé a la misma. De modo que podemos encontrar seguros para viviendas habituales o de vacaciones, aportando, lógicamente, prestaciones totalmente diferentes. No obstante, en general, todas las compañías realizan una clara distinción entre el continente de la casa y el contenido, es decir, la parte física de la vivienda y los objetos que podemos encontrar en ella.

Las ventajas de los seguros del hogar son evidentes. Ante cualquiera de las situaciones planteadas, como puede ser sufrir un daño en una tubería por un atasco; tan solo tendremos que comunicarnos telefónicamente con nuestra compañía y exponer la situación que nos ha ocurrido. Con bastante celeridad, nos darán una solución y nos enviarán a un especialista que nos permita solventar dicha problemática. En el caso de que hayamos sido víctimas de un robo o hayamos sufrido la pérdida de bienes, nos aportarán una cantidad determinada para poder adquirirlos de nuevo.

Como podéis comprobar, la posibilidad sentirnos respaldados ante circunstancias adversas, nos libera de múltiples preocupaciones. A cambio, hay que realizar un determinado desembolso económico que garantice dichas coberturas. Razón por la que te animamos a que estudies las diversas opciones disponibles en distintas compañías y elijas la que mejor se adapte a tus necesidades.